El Método de la Pirámide para comenzar a correr

Todo empieza desde 0. Cuando nos proponemos salir a correr todos jugamos en la cabeza con cifras de minutos o kilómetros en la cabeza. Los objetivos cuando salimos a correr no son negativos pero tampoco nos deben hacer caer en la desesperación. Los objetivos deben ser realistas. Siempre se dice que se deben tener 3 objetivos sobre una misma prueba. El objetivo optimista que se daría si todo sale perfecto. El objetivo realista por el que debemos luchar a capa y espada y el objetivo pesimista que es al que debemos aferrarnos en caso de desastre.

Por ejemplo. Podemos salir a correr una competición de 10 kilómetros con un objetivo realista que es igualar nuestro mejor tiempo personal. Un objetivo optimista sería mejorarlo en un minuto y uno pesimista caer un par de minutos.

Cuando empezamos a correr no podemos querer correr un maratón a las 4 semanas. Eso es algo irreal e incluso nocivo. Es probable que te lesiones y que sufras tanto corriendo que no vuelvas a correr jamás.

Lo que si nos podemos proponer es mejorar entreno tras entreno. Poco a poco. Introduciendo mejoras visibles y significativas. Con el paso del tiempo podremos proponernos otras metas pero lo que queremos hoy es correr un poco. Iniciarnos. Para ello podemos sutilizar la pirámide.

Supongamos que cuando salimos a correr aguantamos 4 minutos y tras esto las piernas nos queman y los pulmones nos estallan. Esto no es beneficioso. Ni física ni mentalmente. Es mejor correr un minuto y andar un minuto para después volver a correr un minuto y así sucesivamente. Con esto conseguiremos aumentar nuestro periodo de esfuerzo y acomodar a nuestro cuerpo al mismo poco a poco.

Para leer más consejos pincha aquí

Imaginemos que hemos aguantado 6 repeticiones de 1+1 (1 minuto corriendo + 1 minuto andando) y que en el entrenamiento siguiente repetimos el ejercicio con comodidad. Lo repetiremos una vez más. Si llegamos a las 8 repeticiones avanzaremos al siguiente nivel. 2 minutos de carrera + 1 de descanso. Cuando no podamos más lo invertimos. Hasta 8. Veremos la mejora y poco a poco llegaremos a hacer las 8 repeticiones.

El siguiente nivel es sencillo 3+1, y así sucesivamente hasta llegar a 5+1. Tras esto lo que debemos es correr 10+1 aun que el numero de repeticiones será mínimo al principio (2 o 3).

Como veis es fácil ver la mejora y vosotros mismos podéis manejar los entrenos. Se pueden correr 3 minutos y descansar 2 para después correr 3 y descansar 1… Todo con vistas a mejorar poco a poco. A sentirnos mejor y no aburrirnos entrenando.

Participa en nuestro concurso solidario de fotografía “runner” y podrás ganar unas fantásticas zapatillas!!  Infórmate aquí!!

Author: Daniel Santos

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *